El nuevo educador

La seguridad de que existen estímulos capaces de despertar en el niño/a la actividad espiritual, forma la base de nuestro sistema educativo. No se deben realizar señalamientos sobre estos estímulos. Su mayor o menor eficacia dependen del educador/a y de su modo de presentarles a los niños/as el material didáctico. Ya que el adulto sabrá hacer que estos objetos sean atractivos para los niños/as, su enseñanza será tan eficaz como